Memorial “Mayor General Vicente García González”

El Memorial Mayor General Vicente García González, está situado donde antes estuvo la casa natal de Vicente García, en la calle que hoy lleva su nombre, número 5, entre Julián Santana y Francisco Vega. En esta mansión residió con su familia hasta 1868.

La construcción del inmueble se remonta al año 1800. En sus primeros tiempos era apenas un caserón de paredes de ladrillos y cubierta de tejas ubicado junto a la Casa de Gobierno, en la entonces Calle Real.

El 23 de septiembre de 1876 el Mayor General Vicente García asaltó y ocupó con sus hombres la ciudad de Las Tunas. Luego de tomada la ciudad y sometida durante tres días, el Mayor General Vicente García ordena incendiarla, y el sitio escogido para iniciar el incendio es precisamente su casa, pronunciando las épicas palabras que refulgen en el escudo municipal como símbolo de la firmeza de principios y amor a la tierra natal: Tunas con dolor en el alma te prendo candela, pero prefiero verte quemada antes que esclava.

A finales de 1876 comienza a reconstruirse el pueblo y con él la casa natal del General García, que vuelven a ser incendiados y destruidos en agosto de 1897 con el ataque mambí dirigido por Calixto García. En esta ocasión quedaron sin destruirse como símbolo de firmeza las columnas del colgadizo que hoy son el exponente más representativo de Las Tunas colonial.

La ciudad comenzó a reconstruirse en los primeros años de la seudo-república. En 1901, Pelegrín Boris adquiere la casa de los descendientes de Vicente García y edifica en el patio una de madera.

Posteriormente la casa es comprada por José y Rosendo Carbonell, quienes en 1919 edifican sobre las ruinas un gran salón con la finalidad de utilizarlo como tienda de ropas, a la que llaman la Casa Grande.

La reconstrucción del año 1919 tuvo el cuidado de conservarle a esta casa insignia su planta colonial en forma de U, el amplio patio interior, los colgadizos sostenidos por columnas y las ventanas con guardapolvo. En cambio, la fachada permutó para el eclecticismo, con las columnas estriadas, el capitel corintio y las grandes balaustradas. En la década del 40 se amplía el puntal y la anchura, además se construye un agregado afuera para el almacén, o sea en lo que hoy constituye el salón polivalente.

En el año 1946 se inaugura la tienda La Sortija, manteniéndose en esas funciones hasta los años posteriores al Triunfo de la Revolución en 1959. A partir del año 1970 comparte el local con otro comercio: La ortopedia.

A finales del año 1985, después de inmensos esfuerzos, el local es entregado a la Dirección de Cultura, quien conjuntamente con el Centro de Conservación y Restauración de Monumentos (CENCREM) comienza los trabajos de restauración para rescatar el sitio histórico que vio nacer al patriota de la ciudad de Las Tunas.

A este se le agregó un salón de actividades y se rescató su arquitectura interior, quedando una huella del piso original de inmueble. Por su relevancia histórica, El Memorial Mayor General Vicente García González, es declarado Monumento Nacional en 1996.