La Plaza Martiana: El Parque de la Dignidad

La maravillosa Plaza Martiana: Parque de la Dignidad, emergió  el 25 de Marzo de 1995 como bastión cultural en el pecho mismo de la ciudad de Las Tunas, rindiendo homenaje permanente al Héroe Nacional de Cuba “José Martí”.

La Plaza Martiana, obra del arquitecto y especialista en gnomónica Domingo Alás Rosell, es el resultado de un profundo y preciso estudio histórico, astronómico y arquitectónico, donde la plaza tiene dos grandes protagonistas: el Héroe Nacional de Cuba, José Martí, representado por una escultura de Rita Longa, y el Sol.

La obra está compuesta por un Reloj Solar, Calendario, un reflector solar, la mascarilla de bronce con la efigie del Maestro esculpida por Rita Longa y el mural cerámico del artista Pedro Escobar, representando la incorporación de los tuneros a la guerra de 1895.

La conceptual plaza se distingue por tres componentes esenciales: un reflector solar, un calendario y un reloj solar de 7,20 metros de diámetro, que orientado en la dirección norte-sur geográfica, paralelo al eje de rotación de la tierra, define la hora con precisión cada cinco minutos exactamente.

Asociado al movimiento de la sombra funciona el calendario solar, que dibujado en el piso describe en la superficie del suelo una serie de líneas coincidentes en las que se destacan fechas históricas y astronómicas como el natalicio y la muerte del Apóstol, y los solsticios de verano e invierno y los equinoccios de primavera y otoño.

Al fondo, en un mural, aparecen dos frases de José Martí: “La luz es el gozo supremo de los hombres” y “Es la hora de los hornos y no a de verse más que la luz”. En sus multiposibilidades expresivas en ambas frases aparece la palabra luz, con valores polisémicos.

El reflector es un espejo plano situado en la cabeza de un pedestal, que proyecta la luz del sol en el rostro de José Martí esculpido en bronce por Rita Longa, prestigiosa escultora cubana fallecida.

Este componente está situado astronómicamente según las coordenadas solares (acimut y altura solar) para que cada 19 de mayo a las 2:30 de la tarde, hora de la muerte del Apóstol, se refleje la luz solar sobre su mascarilla; sin embargo, por coincidencia, iluminación similar se produce el 26 de Julio.

La Plaza Martiana, está compuesta por otros símbolos arquitectónicos actuales plasmados en un mural, y un monumento en el lugar exacto donde cayó en combate, en esta ciudad, Ángel de la Guardia Bello, único testigo presencial de la caída del Héroe Nacional de Cuba, en Dos Ríos.